El 93% de los usuarios que compraron un Note 7 en Estados Unidos lo han devuelto ya. Para ese 7% rebelde, Samsung prepara la ofensiva definitiva que convertirá sus teléfonos de 800 dólares en bonitos pisapapeles.

Read more…