Pesa solo 10 gramos y mide apenas media pulgada, pero se mueve por el agua como si se tratara de una manta-raya real. La diminuta criatura sobre estas líneas es un robot… o más bien un cyborg. Los límites son difusos en una creación que combina tecnología óptica con células vivas de rata cultivadas en laboratorio.

Read more…