El teléfono inteligente es lo mejor que le ha pasado a la paternidad desde la invención del chupete. Abres la aplicación de YouTube, buscas un episodio de Peppa Pig y el niño se queda embobado durante 15 relajantes minutos. El problema es cuando le da por tocar los botones y acaba cerrando el vídeo.

Read more…