Acabas de comprar un juego nuevo y ¡ohhh! estás realmente emocionado. Llevas esperándolo años. Lo instalas, lo inicias y…. Algo no funciona bien. La tasa de frames va a lo loco, la señal del ratón no es lo suave que debiera, la intro se cuelga un poco y cada vez que mueves la cámara pega saltos.

Read more…