Con motivo del lanzamiento de la nueva fragancia Polo Red Intense de Ralph Lauren, tuvimos la oportunidad de compartir unos minutos con Nacho Figueras, conocido jugador de polo argentino e imagen de la marca, quien nos habló un poco más sobre este nuevo producto y el amor que siente por su familia y por los caballos.

S.M: ¿Por qué accediste a ser imagen de una fragancia como esta (Polo Red Intense)? ¿De qué manera te sientes identificado con ella?

N.F: “La verdad es que yo tengo una relación con Ralph Lauren de más de 15 años, y con las fragancias ya llevo 10, empecé con Polo Black, después hicimos una versión de Polo Blue, luego Polo Classic con la botella verde y luego una versión de Romance con mi mujer y mis hijos y hace ya un año y medio que se añadió a la familia Polo Red y en estos últimos meses estamos presentando Polo Red Intense, que es una versión un poco más fuerte e intensa de lo que es Polo Red.

La idea de este “world of Polo” que es este mundo de fragnacias es poder llevar una para cada momento y es lo que me pasa a mí. No me identifico con una en concreto sino que todas construyen un poco mi personalidad, ¿por qué identificarse solo con una?, depende del momento del día”.

 

S.M: Cuéntanos, ¿cómo te pones tú el perfume? ¿Algún truco para que te dure todo el día?

N.F.: “Ja, ja, ja. No, no tengo trucos. Por ejemplo, Polo Red es un perfume que tiene bastante fuerza y dura todo el día, pero no, no tengo ningún truco”.

S.M.: ¿Qué tres básicos de estilo debe tener todo hombre?

N.F.: “No sé en todo hombre porque no me atrevo a generalizar, pero yo  creo que lo importante es tener un estilo propio y muy personal con el que te sientas cómodo. Yo no llevo dos días seguidos las mismas cosas. Depende de lo que tenga que hacer esa jornada. Si tengo que jugar al polo, ya sé cómo me voy a vestir y los accesorios que necesito, y si tengo que hacer entrevistas o promociones, me preparo de una forma totalmente distinta. Por eso digo que no siempre llevo un reloj o una corbata como básico que no me puede faltar en mi estilo”.

S.M.: ¿Cuáles son tus mayores debilidades? Pareces el hombre perfecto, pero seguro que alguna debilidad debes tener.

N.F.: “¡Qué va, ¿hombre perfecto? es solo una imagen, es solo una imagen…! Mi debilidad es mi familia. Mi mujer y mis hijos y mis caballos. Es a lo que le dedico más tiempo en mi vida”.

S.M.: ¿Qué es lo que más echas de menos cuando estás fuera de Argentina?

N.F.: “Yo creo que el campo, un lugar que se llama “La Ilusión”, un sitio donde tenemos la cría de caballos y tenemos un montón de cosas que fuimos haciendo juntos con Delfi, mi mujer, y eso es lo que sin duda más extraño”.

 

S.M.: Sabemos que debe ser difícil describir cómo es un día cotidiano en una persona como tú, pero ¿podrías hacernos un acercamiento?

N.F.: “Bueno, sí, la verdad es que mi vida es bastante mi vida. Mis días no son todos iguales. Pero me levanto en la mañana y desayuno con los chicos sobre las 7:30 a.m., yo siempre tomo mate para arrancar el día y después si me toca polo a la mañana voy a jugar al polo a la mañana y si no, si el polo es en la tarde trato de ponerme al día con los mails y atender todas las cosas que voy teniendo alrededor del mundo como mis caballos o diversos proyectos, como mis caballerizas nuevas.

Y después tengo también la suerte de poder almorzar con mi familia, es un lujo que mi vida me permite. Y por la tarde me quedo con los chicos que montan a caballo también y después cenar en casa tranquilo o salir a comer con amigos”.

S.M.: ¿Qué te queda por alcanzar? ¿Tienes algún sueño u objetivo por cumplir?

N.F.: “Bueno, todavía muchas cosas, pero sigo enfocado con la cría de caballos que me apasiona mucho, pero le estamos poniendo mucho esfuerzo a ello, especialmente en la cría de caballos sattai”.