Estados Unidos vive esta semana la resaca de su cuatro de julio con un encendido debate en torno a un concepto aparentemente contradictorio: los fuegos artificiales silenciosos. Para muchos, son el futuro de los espectáculos pirotécnicos. Otros los critican porque traicionan el bullicioso espíritu de los fuegos artificiales tradicionales.

Read more…