Kevin Lee va a ir a la cárcel y no sabemos si antes quizá debiera pasar por una institución mental para que le den un repasito. Este californiano de 45 años está siendo juzgado por robar casi cinco millones de dólares en la empresa para la que trabajaba. Un millón se lo ha fundido en el juego Game of War.

Read more…