Se hace llamar Creepytings, pero su nombre real es Casey Nocket, y lo que ella llama arte ha logrado enfadar a tanta gente que la han sentenciado a una condena muy poco habitual: no poder acceder a ninguno de los parques naturales de Estados Unidos durante un mínimo de dos años. Parece poca cosa, pero significa que no podrá pisar una extensión de más de dos millones de kilómetros cuadrados.

Read more…