Hay padres mejores y padres peores, pero su orientación sexual no tiene mucho que ver en ello. Un estudio recién publicado en la revista Developmental Psychology no ha encontrado ninguna diferencia entre niños criados por parejas del mismo sexo y por parejas de distinto sexo.

Read more…